Descarga la App
 

FOTOS: Un albañil destruyó la casa que hizo porque no le pagaron

Ocurrió en un tranquilo vecindario de Leicester, Inglaterra. El sueño de una casa nueva y ecológica se transformó en una pesadilla y terminó con una demolición . El albañil que la estaba remodelando se vengó por una deuda en el pago.

La remodelación de la casa se tardó demasiado

Un ciudadano de Leicester, compró una casa para remodelar por un valor de 475 mil euros. Si bien el estado no era tan malo, el dueño de 40 años de edad, buscaba un hogar más lujoso.

Queríamos una extensión de dos pisos, un techo nuevo, cableado nuevo y que la casa fuera más ecológico. Desafortunadamente, elegí al peor constructor”, relató el propietario al medio The Telegraph.

Los trabajos de remodelación comenzaron en febrero de 2021, y al parecer el albañil se estaba tardando mucho más de lo acordado. Cuando todo estuvo finalmente terminado, el dueño de la casa se negó a efectuar el pago que debía, de alrededor de unos 5 mil dólares.

Además de eso, decidió ausentarse unos días, para no tener que lidiar con el albañil enojado, y se fue de vacaciones. Pero nada lo hizo pensar que el desenlace fuera tan terrible.

Al regresar de sus días de descanso, el dueño y su familia encontraron que su casa estaba demolida. El albañil, furioso por la negativa a que se le pague, decidió destruirla por completo.

Y su trabajo no fue muy fino, ya que las casas de los vecinos e incluso la calle, sufrieron también por el día de furia de este albañil indignado, y terminaron con escombros por doquier.

La situación está lejos de declararse por finalizada, ya que cuando el dueño de la casa se acercó a la jefatura de policía, estos se negaron a tomarle la denuncia.

Cuando llamé a la policía, me dijeron que no podían hacer nada porque es una disputa y no un caso penal. Es una pesadilla, desafortunadamente elegí al peor constructor de Gran Bretaña”, sentenció.

El ayuntamiento también se pronunció respecto a esta batalla por el pago, entre el albañil y el dueño de la casa . Para el Estado inglés, esta situación es una disputa entre ciudadanos, por lo que deberán resolverlo ellos.

En Vivo