Descarga la App
 

¿Son comestibles las estampas que viene en la fruta?

¿Eres de los que se comen la estampa que viene en la fruta? O no te habías dado cuenta que viene una estampa… ¿Será sano comerlas? Aquí te explicamos todo.

¿Para qué sirve?

Se llaman PLU o Price Look Up e incluyen un código de cuatro o cinco dígitos que busca definir el tamaño de la cosecha, la fruta elegida, el tiempo en el que apareció, su llegada al mercado o la forma en que fue sembrada. Hay más de mil 400 códigos distintos en el mundo.

Aquí te dejamos una imagen para que sepas el significado de las etiquetas.

¿Son comestibles?

Sí, así como lo leíste, aunque suene ridículo o curioso.

Siguiendo con su famosa política de consultar todo con tres fuentes distintas, esta sección nutricional del New York Times obtuvo la confirmación de la Universidad de Cornell, de la Administración de Medicamentos y Alimentos —mejor conocida como FDA— y de la Asociación de Marketing de Alimentos, la organización que creó estas estampas hace algunos años.

Todos coincidieron en que es completamente seguro comértelas y que no van a provocar ningún daño en tu organismo.

Algunas están hechas con fécula de papa, entonces no hay problema. En otros casos menos modernos, su contenido de papel, tinta y pegamento tiene que ser aprobado por las autoridades de salud y es tan pequeño que no produce ningún efecto nocivo si les pegas una mordida.

Lo que sí avisan es que —en la mayoría de las ocasiones— no son biodegradables así que conviene retirarlas antes de hacer composta.

Recuerda seguirnos en todas nuestras redes sociales y comentarnos ¿Qué te parece esta información?

En Vivo