Descarga la App
 

Los mejores discos de la Fania All Stars Parte 1

Un recorrido por lo mejor de la salsa y sus grandes exponentes.

Live at the Red Garter, Vols. 1 & 2 (1968)

Una introducción áspera pero afiebrada al universo sónico de la Fania. Influenciado por la moda del boogaloo, que hacía de las suyas en la Nueva York de fines de los años 60, pero con grandes invitados (los solos de Eddie Palmieri, la clave de Tito Puente en el timbal) y temas sabrosos como “Son cuero y boogaloo” con Ray Barretto y Adalberto Santiago. “Kikapoo Joy Juice” incluye la magia psicodélica de Charlie Palmieri.

Live at the Cheetah, Vols. 1 & 2 (1971)

La explosión de la salsa en Nueva York empieza aquí y ahora, en el club nocturno Cheetah, el 26 de agosto de 1971. El momento preciso es una versión devastadora de “Anacaona” con un Cheo Feliciano tan inspirado como furioso, libre de las drogas que amenazaron su vida, con un coro que incluye a Héctor Lavoe e Ismael Miranda. “Quítate tú” es una imponente batalla de soneros de unos 17 minutos de duración. Es necesario aplaudir la astucia de Jerry Masucci, que documentó el nuevo movimiento a través de la película Our Latin Thing (Nuestra Cosa) y estos dos legendarios LPs.

Latin-Rock-Soul (1974)

Una mezcla desordenada pero exótica de temas en concierto con algunas grabaciones en estudio que constituye una fusión setentera de salsa con otros formatos. Participan el saxofonista camerunés Manu Dibango (interpretando su contagioso éxito “Soul Makossa”), el guitarrista Jorge Santana (hermano de Carlos), el virtuoso baterista Billy Cobham y el tecladista Jan Hammer. “Congo Bongo” proviene del concierto de la Fania en el Yankee Stadium en 1973, clausurado prematuramente cuando los melómanos desaforados se abalanzaron sobre el escenario.

Live at Yankee Stadium, Vols. 1 & 2 (1976)

El título no es del todo exacto, dado que parte del material fue grabado en el Coliseo Roberto Clemente de Puerto Rico. Pero la idea era conmemorar el concierto del Yankee Stadium que marcó la cúspide del movimiento salsero. Dos años después del recital en el Cheetah, la orquesta suena todavía más afianzada en “Mi debilidad” con Ismael Quintana y la euforia de “Mi gente” y Héctor Lavoe (composición de Johnny Pacheco, subrayando lo indispensable de su participación en la Fania). Celia Cruz se corona como la definitiva reina de la salsa con una “Bemba colorá” de casi 12 minutos de duración.

Tribute to Tito Rodríguez (1976)

Durante su trayectoria —y gracias a la mirada perennemente nostálgica de Johnny Pacheco— la Fania All Stars supo balancear el pasado y presente de la música afrocaribeña. Su primera grabación en estudio es un conmovedor homenaje al sonero puertorriqueño Tito Rodríguez, fallecido en 1973. Un trabajo extraordinario, desde su comienzo a puro bolero aterciopelado con “Inolvidable” y Cheo Feliciano. Otros lujos: “Cara de payaso” con Justo Betancourt, “Cuándo, cuándo, cuándo” con Héctor Lavoe, y “Los muchachos de Belén” con un joven Rubén Blades.

En Vivo