Descarga la App
 

“Los Fariseos” ¿Salsa cristiana de Richie Ray y Bobby Cruz?

Richie Ray y Bobby Cruz, es el dúo de cantantes de salsa más famoso del mundo salsero, también conocidos como “Los Reyes de la Salsa” Ellos llegan a ser parte de la mundialmente famosa agrupación salsera Fania All Stars, que causa furor en la década de los años 70, al reunir a los mejores cantantes salseros de aquella época.

¿Cómo sale el nombre de Salsa?

Luego de 4 años de exitosos y varios álbumes grabados, en 1968 lanzaron “Los Durísimos – The Strong Ones, cuyo sub-título era Salsa y Control, una de las primeras menciones al nombre del naciente género de la salsa, que se desarrollaría en los 70s. Durante una gira que realizaron los soneros Richie y Bobby a Venezuela, un conocido locutor de radio los entrevistó y les pidió que definieran su música, a lo que ellos contestaron que era una mezcla de diferentes ritmos afro-cubanos, jazz y música clásica.

Hicieron la comparación de su mezcla o fusión de géneros con la salsa de tomate kétchup, que se le echa a la hamburguesa para darle sabor. Desde ese momento el locutor bautizó la música del binomio musical como “Salsa”. En 1971 formaron parte de la Fania All Stars, cuyo sello grabaron el álbum “El sonido bestial de Ricardo Ray y Bobby Cruz”, considerado una joya de la historia de la salsa.

En los siguientes años participaron en los eventos más importantes de la salsa en el mundo. Uno de los esos eventos fue la competencia de orquestas realizada en 1974, el coliseo Roberto Clemente Memorial, de la ciudad de San Juan Puerto Rico. Ray y Cruz fueron ganadores de dicha competencia y obtuvieron el título de Reyes de la Salsa.

Los Reyes de la Salsa entregan su vida a Cristo

En el año 1974 Richie Ray paso por problemas emocionales, abuso de alcohol y drogas. En medio de la esta crisis él decidió asistir a una cruzada evangélica del predicar Nicky Cruz, en la cual entregó su vida a Cristo. Richie invitó a Bobby a aceptar al Señor Jesús como salvador personal, lo cual rechazó al principio. Sin embargo, dos meses después de la invitación de su amigo, decidió seguir a Cristo.

Convertidos al cristianismo, decidieron grabar una última canción de despedida, se tituló “Adios a la Salsa”. A partir de ese momento decidieron componer, tomar y cantar música salsa con letra cristiana.

En un principio hubo mucha oposición por parte de la iglesia y también de sus fans, hacia la música cristiana, pero gracias a sus perseverancia fueron aceptados siendo “Reconstrucción” su primer álbum de salsa cristiana. Las canciones “La zarza”, “El Sembrador” “Los Fariseos” “Timoteo”, son parte de lo mejor de la salsa cristiana.

En Vivo